Volkswagen cambia su logo ¿vuelta al pasado?

“El nuevo diseño de la marca define el inicio de una nueva era”

Volkswagen ha querido cambiar su logo presentándolo en el International Motor Show de Frankfurt por Jürgen Stackmann, miembro del consejo de Administración de marca, y el responsable de ventas, marketing y post venta. Este rediseño ha sido creado por el equipo de Volkswagen Design and Marketing, participando un total de 19 equipos internos y 17 agencias externas.

Volkswagen quiere ser referente dentro del sector de los coches eléctrico y qué mejor manera de decir,  ¡aquí estoy yo! que cambiando toda su imagen gráfica.

 

En primer lugar a voy a comentar la evolución gráfica del isotipo,  siendo notoria en sus primeras versiones, eliminando cualquier conexión con la simbología nazi a partir de 1939.

A partir de 1960 el símbolo se sintetiza y se mantiene durante el resto de los años con sutiles cambios, pero siempre manteniendo su esencia hasta el día de hoy. A partir del 2000 llega el efecto cromo que han utilizado hasta el 2019, y a partir de este momento el nuevo cambio, a mi parecer, totalmente necesario.

La última versión de 2012 encontramos ya una imagen muy saturada, que formaba parte de la tendencia en automoción del momento utilizando los cromados, volúmenes, relieves, viseles, sombras… En el nuevo isotipo se han eliminado. El símbolo utilizado es el mismo, posee la misma esencia, el mismo mensaje pero mejorado: se ve más claro y con más contraste, haciendo así que su usabilidad sea mucho mas cómoda y sencilla.

Como hemos comentado, Volkswagen quiere empezar a utilizar la luz como elemento de referencia en sus coches eléctricos y concesionarios, por lo tanto el símbolo ha tenido que ser adaptado también para este fin. Su diseño tiene que ser óptimo cuando se aplique la luz, así que adelgazar las líneas es una solución que claramente funcional y muy inteligente.

En cuanto a la gama cromática que han utilizado no ha cambiado demasiado a lo que se estaba utilizando anteriormente, un azul  claro  similar al de la imagen de 1967 y un azul algo más oscuro de lo que utilizaron en 1995. Para mi, la versión a color que mejor funciona es la que lleva el símbolo blanco con el fondo azul oscuro, es la que mejor conecta con la trayectoria de la marca y la que veo que más están utilizando en la mayoría de aplicaciones.

Otro tema que han incluido en este rebranding es el nuevo audio que va a ir conectado siempre con el símbolo, en este caso han optado por una voz de mujer en contra de los utilizados anteriormente. Estos sonidos acaban siendo parte de la marca y reconocidos y asociados comúnmente por todos. Este recurso ya ha sido utilizado por otras marcas como Microsoft o Mac Os X, son su conocido sonido al conectar sus dispositivos.

 

En conclusión, este rediseño para mi parecer era necesario, no es algo rompedor ni algo totalmente inesperado, es una vuelta a los orígenes pero con toques sutiles, ¿funcionará y encajará este cambio con el posicionamiento de la marca?

 

¿Qué os ha parecido este nuevo rebranding? A mi me encanta,  poder analizar uno de los proyectos más grandes de la industria a nivel mundial, con un cambio semejante en cuanto a imagen siempre es enriquecedor para aquellos que disfrutamos y vivimos en del mundo del diseño gráfico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
He leído y acepto la Política de privacidad

diecinueve − 2 =