Un nuevo logo para una nueva etapa: El rebranding de Correos

“Los nuevos tiempos llegan a correos” dice el nuevo lema de esta querida y conocida empresa para todos.

Nada más presentarse el rebranding de Correos llevado a cabo por la agencia barcelonesa Summa, actualmente una de las consultoras de branding más respetuosas de España, ya estaba en boca de todos. ¿Era necesario? ¿Demasiado caro?

Lo primero que quiero decir es que la actualización del logotipo es una mínima parte del proyecto. El objetivo era renovar la imagen de Correos en su conjunto. “Hemos diseñado un conjunto de recursos que harán que Correos pueda comunicarse de una manera más actual, más sencilla, más eficaz” explica Josep María Mir, director creativo de Summa.

 

Estoy cansada de escuchar: “Han gastado cientos de miles de euros en cambiar el logo para dejarlo igual”. La cantidad de dinero empleada para realizar el rediseño preocupa entre los no profesionales del diseño, el asunto podría verse hasta normal, pero lo más sorprendente es ver que también haya molestado a profesionales del diseño. Los 250.000 euros para crear este rediseño fue el coste máximo que estaban dispuestos a pagar, no obstante el proyecto de renovación de correos ha costado 139.000 euros + IVA.

Hoy toca dar constancia de todo el trabajo que hay detrás de un cambio como el de Correos.

Rediseño del Isotipo

En primer lugar se ha rediseñado el isotipo realizando un ejercicio de síntesis técnico y muy limpio simplificando la corona, espaciando los elementos, y cambiando la corona por un +. Se ha eliminando también el nombre, pero han mantenido los elementos esenciales de la marca, así como su color amarillo reconocido por todos, ha resultado así una forma más sencilla. “Solo era necesario airear un poco las líneas, simplificar un poco las formas para que aplicara mejor en todo tipo de soportes, especialmente los digitales”, explica Josep María Mir, director creativo de Summa.

Con esta nueva propuesta se ha creado también una iconografía animada y lenguaje visual de símbolos, el cual se va a extender a las oficinas, uniformes, buzones y demás aplicaciones.

La elección de cada elemento, la ubicación y el tamaño va a contar con un estudio propio siguiendo un protocolo exhaustivo, creando homogeneidad tanto en los medios digitales, como en medios físicos.

La cantidad de aplicaciones que dispone Correos es muy amplia, por lo que su decisión de quedarse únicamente con el “símbolo” me parece muy inteligente por su parte, así optimizan y facilitan el trabajo a la hora de maquetar esta gran cantidad de soportes. 

Además se ha creado un protocolo de comunicación con el cliente, que marca el tono que se va a seguir en los diferentes canales de comunicación: apps, webs, Facebook, Instagram, oficinas, etc. Creando así una experiencia uniforme para el usuario. 

Para esta nueva imagen se ha creado su propia tipografía denominada “Cartero” haciendo honor a los más de 3.000 carteros que realizan miles de entregas cada día.

 

Correos también ha apostado por reforzar la sostenibilidad, ya que además de reducir el consumo de tinta y vinilado al eliminar elementos decorativos, han decidido utilizar embalajes 100% reciclables. La ampliación de su flota de vehículos eléctricos también hacen una llamada para concienciar sobre el impacto medioambiental.

La campaña de lanzamiento ha llamado mucho la atención por su frescura, originalidad y capacidad de sintetizar todo lo que la marca busca con este cambio. Os animo a ver trabajo que han realizado, una propuesta arriesgada que no deja indiferente a nadie.  Una canción a ritmo de trap y un trailer del rebranding cuidado al detalle.

 

En mi opinión el cambio era necesario y el resultado ha sido muy muy bueno, tanto el proyecto en sí como la presentación. No esperaba menos de Summa, pero aun así me ha sorprendido. ¡Enhorabuena por este proyecto digno de aplaudir!

¿Vosotros que opináis? ¿Estáis conmigo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
He leído y acepto la Política de privacidad

veinte − cinco =